Tacon Decor | Tacondecor, industria sostenible: reducción de impacto en la huella de carbono
2639
post-template-default,single,single-post,postid-2639,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

Tacondecor, industria sostenible: reducción de impacto en la huella de carbono

Tacondecor, industria sostenible: reducción de impacto en la huella de carbono

Tacondecor es una industria sostenible. Varias razones avalan esta afirmación.

La primera es que en sus procesos productivos se utilizan criterios respetuosos con el medio ambiente. Así lo acredita el certificado FSC (Forest Stewardship Council), que destaca la responsabilidad en el mantenimiento de la diversidad durante la fabricación de recubrimientos y laminados.

En segundo lugar, la empresa condena la deforestación y rechaza la introducción de organismos modificados genéticamente en áreas forestales.

El tercer argumento es que Tacondecor S. L. garantiza no estar involucrado, de forma directa ni indirecta, en la tala masiva de árboles ni en el comercio ilegal de madera. Como explican en la misión de la compañía, tampoco forman parte de procesos forestales irregulares.

En conclusión: la industria apuesta por un crecimiento sostenible y, en esta línea, contribuye a reducir la huella de carbono, es decir, los gases de efecto invernadero que se generan como resultado de la actividad.

Este concepto no debe confundirse con la huella ecológica, que también es un indicador de sostenibilidad. La huella ecológica es un índice que nos permite conocer el efecto que tienen nuestra demanda de los recursos naturales en el medio.

El cambio climático, provocado por la gran cantidad de emisiones de CO2 a la atmósfera es un problema ambiental muy real. Sus consecuencias ya se están dejando notar. Por ello, reducir dichas emisiones y, por ende, la huella de carbono es vital para proteger la biodiversidad, así como un reto a nivel global. Tacondecor asume su parte de la responsabilidad en la actividad productiva que desarrolla y ha introducido diferentes medidas para ser una industria sostenible.

El papel de la madera en la industria sostenible

La lucha contra el cambio climático lleva mucho tiempo siendo un tema de actualidad. El material a utilizar en los procesos de fabricación de los productos es un aspecto de gran relevancia. La elección de los materiales ha pasado por diversas etapas de evolución.
Durante un tiempo se apostó por el canto de plástico en PVC. Sin embargo, al ser un material proveniente del petróleo, provoca un gran daño medioambiental. En estos momentos hay una tendencia al uso del ABS (acrilonitrilo butadieno estireno). Por el contrario, cabe destacar que también provoca un grave perjuicio en el entorno natural.

Es por esto que la tendencia en el sector del mueble es el uso de la celulosa. El papel, procedente de la madera, es en estos momentos la mejor poción para reducir el impacto de la huella de carbono y ser una industria sostenible. Como veremos más adelante, el papel es el componente por el que Tacondecor ha optado en sus procedimientos de fabricación.

Entonces, ¿por qué la madera es un buen recurso para reducir el impacto de la huella de carbono? Los árboles son depuradoras naturales. Reducen y eliminan el CO2 de la atmósfera sustituyéndolo por oxígeno y, al mismo tiempo, lo almacenan. Esto significa dos cosas. Por un lado, la huella de carbono en la madera y en la materia prima resultante, es muy baja. Por otro lado, no emite gases de efecto invernadero en ninguno de los procesos de tratado durante su vida útil, ni tampoco tras el reciclado o reutilización.

Así pues, la madera y sus derivados son materiales naturales con un inmenso potencial en los procesos productivos. Además, permiten reducir la huella de carbono en ellos.

En Tacondecor se utiliza el papel para la fabricación de nuestras soluciones decorativas. Tras profundizar en los compromisos adoptados como industria sostenible para el cuidado del planeta, podemos concluir que su proceso productivo reduce la huella de carbono.

En definitiva, somos una industria sostenible, es decir, una empresa comprometida en el ámbito social y medioambiental para garantizar el futuro del Planeta Tierra.